Mis 3 mejores momentos en Haití


Antes de esta isla ser llamada La Hispaniola, antes de la división en dos países, los primeros pobladores de esta tierra, los taínos, la llamaban Ayiti, que significa tierra de montañas. Hoy día, Haití conserva este nombre y durante mi estadía no he podido dejar de notar lo mucho que le corresponde . A pesar de que en el lado dominicano de la isla tenemos varias sierras y el punto más alto de las islas del Caribe,  aquí, debido a la gran concentración de montañas en una porción más pequeña de la isla, se hace demasiado notorio y el país mismo pareciera estar dividido debido a estas montañas. Esto hace que haya una diversidad sumamente interesante y hoy aprovecho la oportunidad para mostrarles mis mejores momentos en distintos lugares de Haití.

#1. Persiguiendo el atardecer en Mole-Saint-Nicolas

Camino al muelle de MSN para apreciar los últimos momentos del atardecer

Esta foto la hice justo cuando regresábamos de Jean Rabel, en dirección al puerto de Mole, donde veríamos al sol esconderse detrás de la montaña y la parte de la media isla de Mole (Presqu’ile de Mole) donde Sigora, la única compañía de electricidad de la zona, hará el parque eólico con fines de producir más energía y llegar a más comunidades de manera limpia. 

Sigora’s director of operations takes a moment to appreciate where the turbines will be

#2. Ver la luna llena desde Habitation des Lauriers en Cabo Haitiano

 

De estos colores se vistió el cielo en mi primer atardecer en Cabo Haitiano

Sin dudas, tuve un buen recibimiento a Cabo Haitiano. Esta fue mi primera tarde en Habitation des Lauriers, que cuenta con esta vista hermosa de la ciudad. Luego de varios días intensos visitando proyectos, esto sirvió como un excelente momento para respirar y descansar viendo cómo cada minuto los tonos en el cielo cambiaban.

#3. Visitar un Patrimonio de la Humanidad

Aparte de la belleza del palacio de Sans Souci, algo que hizo esta visita más interesante es que fui con un nuevo compañero haitiano que conocí a través de las redes sociales y estuvo dispuesto a enseñarme su ciudad (y a hacerme esta foto).

El Palacio de Sans Souci fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1982

Este palacio fue la residencia del autoproclamado rey Henri Christophe, quien ordenó su construcción en 1810 para verla finalizar en 1813 y allí mudarse con su esposa, la reina Marie-Louise y sus dos hijas. Este, como otros palacios y fortalezas, sirvió para enviar un mensaje a las potencias del momento, sobre el poder de la raza negra (y si me preguntan a mí, ese mensaje llega bastante claro una vez se ven estas construcciones).

¿Qué dicen, se animan a visitar algunos de estos lugares?

 

Deja un comentario